REGISTRO DE PROPIEDAD INTELECTUAL

 

 

PROPIEDAD INTELECTUAL

 

Según la definición de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), se refiere a toda creación de la mente humana: los inventos, las obras literarias y artísticas, los símbolos los nombres, las imágenes, los dibujos y modelos utilizados en el comercio.

Los derechos de propiedad intelectual protegen los intereses de los creadores. El titular de la propiedad intelectual tiene la facultad para evitar que cualquier persona tenga acceso o haga uso de su propiedad sin su consentimiento.

La PROPIEDDAD INTELECTUAL incluye dos categorías:

 

Propiedad industrial

Es el derecho exclusivo que otorga el Estado para usar o explotar en forma industrial y comercial las invenciones o innovaciones de aplicación industrial o indicaciones comerciales que realizan individuos o empresas para distinguir sus productos o servicios ante la clientela en el mercado.

Los trámites se realizarán en el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI).

PUEDEN SER: MARCA, PATENTE Y MODELO DE UTILIDAD,  MODELO Y DISEÑO INDUSTRIAL, TRANSFERENCIA TECNOLÓGICA
(Leer más)

 

Derecho de autor

La expresión remite a la persona creadora de la obra artística, a su autor, subrayando así el hecho que se reconoce en la mayor parte de las leyes, en el sentido de que el autor goza de derechos específicos en relación con su creación, como el derecho a impedir la reproducción deformada de la misma, prerrogativa que solo a él le pertenece, mientras que existen otros derechos, como el derecho a efectuar copias, del que pueden gozar terceros, por ejemplo, todo editor que haya obtenido una licencia del autor con ese fin.

Los trámites se realizarán ante la Dirección Nacional del Derecho de Autor.

 

PUEDEN SER: OBRAS INÉDITAS (música y/o letra, no musical, software), OBRAS PUBLICADAS (artística, edición, fonograma, multimedia, web, etc.), CONTRATOS (obras musicales, software, cinematográficas, etc.), OTRAS INSCRIPCIONES (editorial, seudónimo), etc.

(Ver más)